Trampolín al abismo

Y tú,

tú vives en una realidad edulcorada

empapada por tintes de falsa occidentalidad que

dañan tus raíces;

intoxicadas

por redes de narcotráfico, migración y prostitución,

viajan errantes coloreando la esperanza.

“Se nos llena la boca hablando de ella”

Ni te nutres de palabras ni de melodías que se quedan en mediocres florituras. Y de tanto hablar de ella la inspiración se apaga, que yace abandonada y de ella la mirada apartan. Rellenas páginas vacías y a la mínima te olvidan. Tus promesas no valen en una tierra castigada.

El Rif, Tensaman, Nador, Zaio

Solo nueve meses de consumo cero

Día internacional del Síndrome Feto Alcohólico

No es motivo de celebración, pero el 9 de septiembre es el día en el que asociaciones de todos los continentes gritan al mundo más alto que nunca: «No al alcohol durante los meses de embarazo». La enfermedad del síndrome alcohólico fetal es una realidad que muy pocos conocen.

Texto: Carolina Sertal (Diario de Pontevedra 9/09/2012)

Fotografía: Asociación SAF

El mar es lo que consigue calmar y relajar a Jon. El arrullo del ir y venir de las olas, la arena entre los dedos de los pies, el reflejo de las nubes en el auga e incluso los graznidos desgañitados de las gaviotas son una fuente de paz y tranquilidad para él. Tiene casi 28 años, le encanta veranear en A Illa de Arousa, leer, ver comedias románticas y es el fan número uno de Mónica Naranjo. Jon repite una y otra vez una frase en bucle: «Por favor, que las mujeres no beban nada de alcohol durante el embarazo». Llegó a casa de Iago Patiño con nueve años, padece el síndrome alcohólico fetal (SAF) y está en la etapa más difícil de la enfermedad: «el final», explica Patiño.

Solo una copa de vino, un chupito, un sorbito de un cubata o una caña… consumir alcohol durante el embarazo puede acarrear consecuencias fatales para el feto. Pérdida de memoria, brotes de violencia, continuas autolesiones, paulatina pérdida de los sentidos, además de malformaciones físicas, son los problemas derivados de ese ‘traguito’ de alcohol. Las personas que padecen esta enfermedad tienen una media de esperanza de vida de 27 o 28 años.

A raíz de la adopción de Jon, Iago Patiño fundó hace cuatro años en Galicia la asociación Síndrome Feto Alcohol España con el principal objetivo de difundir información sobre una enfermedad muy común en España y poco conocida. Es la única asociación en este país que divulga las consecuencias e intenta prevenir del consumo de alcohol durante los meses de gestación, además de ser la tercera agrupación a nivel europeo.

«Es muy difícil conseguir diagnosticar la enfermedad, ya que ninguna madre reconoce que el bebé nace con esta dolencia por la
ingesta de alcohol durante el embarazo. La falta de conocimiento en la sociedad es total, y es curioso porque las asociaciones relacionadas con el SAF están perfectamente informadas, pero a nivel de usuario desconocen el tema», explica Patiño.

También en el ámbito sanitario existen carencias. «Cuando adopté a Jon eché en falta que alguien me aconsejara sobre la enfermedad, cómo podía evolucionar, por ejemplo», comenta el presidente de la asociación. En España, la padecen dos de cada 1.000 niños nacidos y no existe cura, pero se puede prevenir en el 100% de los casos solo son nueve meses de consumo cero.

Concienciar

Con motivo del Día Internacional del Síndrome Feto Alcohólico, el pasado domingo 9 de septiembre se inauguró en Barcelona el primer congreso internacional sobre esta enfermedad. Durante una semana, asociaciones de todo el mundo tratarán de concienciar sobre el tema, entre ellas la gallega.

Además de la labor de divulgar información sobre el SAF, la asociación también aconseja sobre los cuidados que requieren estas
personas a la hora de la convivencia. «Siempre recomiendo que hay que implicarse en las actividades que realicen, demostrarle mucho cariño, ser muy positivos y no exigirles más allá de sus posibilidades. También hay que controlar mucho lo que ven en la televisión y en Internet, ya que son muy sensibles, y es muy importante enseñarles que las emociones son buenas», comenta Patiño. El presidente de la agrupación señala que «como todos, deben dormir y comer bien».

Este padre se ha encontrado en numerosas ocasiones con la incredulidad de la gente. «Algunos nos dicen que somos unos exagerados», pero si alguien tiene dudas sobre la existencia del SAF y de sus consecuencias, tan solo tiene que reparar por un momento en la realidad de Jon.

Un lobby muy fuerte

Una de las grandes barreras de la asociación es lograr que entidades como Cerverceros de España incluya un logo en el que se advierta de los peligros del consumo de alcohol durante el embarazo. «El principal problema es que las denominadas cervezas sin alcohol en realidad tienen un 0,7%, y cualquier grado supone un riesgo para el feto. Abogamos por un 0,0% de verdad», concluye Patiño.

El presidente de la asociación considera que «esta es una lucha muy desigual, ya que el lobby del alcohol es demasiado fuerte y solamente contamos con la colaboración de algunas entidades y marcas blancas». Entre 3.000 y 4.000 personas trabajan en España para que esto sea posible, personas que tienen por bandera las palabras que Jon se sabe de carrerilla: «Por favor, que las mujeres no beban nada de alcohol durante el embarazo».

Redondela e Senegal man a man

Carolina Sertal | Redondela

Alfa es un senegalés que vive en Dindefellou y colabora con la ONG cuando estamos allí, trabajando de sol a sol con nosotros. Tras haber atendido el equipo un parto, nos reunió para agradecer el trabajo que estábamos haciendo, que el pueblo estaba agradecido, que disminuyó la desnutrición y las muertes por la misma. Esto lo dijo a la vez que lloraba. El llorar no es algo que allí se vea todos los días. Me alegro que esas lágrimas fuesen de alegría”.

Así rememora a enfermeira Lara Santiago África. Cada 6 meses, Galicia trasládase ao corazón de Senegal cun grupo de entre 25 e 30 galegos, que acude á chamada da terra nai levando víveres, medicamentos e kilos e kilos de solidaridade.

Foi en 2009 cando varios veciños de Redondela e arredores decidiron facer unha primeira toma de contacto coas autoridades do Ministerio de Saúde de Senegal para desenvolver na súa terra un proxecto sanitario. Co principal obxectivo de ofrecer asistencia médica e formar á poboación senegalesa, tanto no ámbito sanitario coma na educación básica, nacía a ONG redondelana Da Man.

Comezando por Kedogou, pasando por Bandafassi e Dindefelou, na actualidade Da Man desenvolve a súa labor en Touba Merina coa construción dunha granxa escola e un forno. O pasado setembro de 2011, a ONG viaxaba para comezar co levantamento das obras durante un período de 15 días, aproximadamente. A súa seguinte aventura realizábana o pasado mes de marzo para levar a cabo unha supervisión do proxecto.

Aterrizando

El primer impacto nada más bajar del avión: las condiciones climáticas. Nuestro cuerpo no está acostumbrado a unos niveles de temperatura y humedad tan elevados, por lo tanto, la mente debe relajarse y respirar para hacerse a este nuevo estado y así evitar estar flojos y débiles”. Estas eran as primeiras impresións da cooperante Jessica Casal, unha cooperante, digamos novata, xa que era a primeira vez que viaxaba co proxecto. Outro dos aspectos que máis lle chamou a atención na súa primeira toma de contacto cun novo continente foi a paisaxe, a comida, a cultura e as persoas:  ”La primera noche que pasamos en Dakar fue diferente, con los rezos de madrugada por megafonía a todo volumen, los niños y niñas posando en nuestra furgoneta para que los fotografiáramos y la primera canción que nos dedicaron antes emprender nuestro camino hacia Touba“.

Candela é administrativa, lembra que cando chegou sentíu unha profunda desazón ao atoparse cos barrios marxinais da periferia de Dakar, así coma a cantidade de vendedores a pé das estradas. Á súa chegada ao campamento de Boule atopouse cunha cultura ben diferente. ”Los mayores con sus vestimentas, las mujeres con sus turbantes haciendo juego siempre con su vestido lleno de colorido y siempre cargadas con sus bebés a la espalda. Los niños, niños que a pesar de faltarle muchas cosas,  tienen una mirada alegre, y sonríen mucho, con la nariz siempre llena de mocos, pero son preciosos”, explica a cooperante.

Galiñas, pan e clase

Os principais obxectivos materiais que se enmarcan neste proxecto son o da construción do centro multidisciplinar, unha granxa e un forno. Posto que se trata dun proxecto de cooperación, unha vez rematados serán os habitantes de Touba Merina os que se responsabilizarán da boa marcha da iniciativa.

A presidenta de Da Man e pediatra no centro vigués de Rosalía de Castro Pilar Martínez analiza polo miúdo o por que de cada unha das actuacións: “Con la construcción de la granja les aportamos la oportunidad de criar su propio alimento. Podrán tener pollos y gallinas, algo vital para su salud, ya que siempre detectamos un déficit de proteínas porque solo comen cereales. Gracias al horno podrán cocer pan, nuestra idea es formar una cooperativa de mujeres que se encarguen de su elaboración y venta, de esta forma poco a poco traerán dinero para sus familias. Y por último, con la construcción de la escuela, los niños en edad escolar y lo que ya no lo estén, podrán acudir a clase para adquirir unos conocimientos básicos”.

E antes de que os máis pequenos acudan ás súas leccións, serán as nais as encargadas de preparar un bo almorzo para que collan con ganas o ir á escola. Outra das tarefas da que as mulleres toman o mando é a limpeza e o mantemento do colexio.

El principal objetivo es levantar entre todos un centro multidisciplinar y dotar a la población de Touba Merina de una educación básica”, apunta Pilar. E é que aparte das enfermidades que padecen na rexión, Dan Man atopouse con outro problema grave, o analfabetismo. “Tras realizar un estudio comprobamos que el índice de analfabetismo era de un 100%. Es por esto que el Ministerio se ha ofrecido a colaborar con nuestro proyecto y enviará a un profesor para que niños y adultos puedan recibir una educación básica, de esta forma estamos llevando a cabo un proyecto que parte de la cooperación entre Galicia y Senegal”, explica Martínez.

A enfermeira Beatriz Rodríguez considera que “todo el mundo debería tener derecho a algo tan básico como puede ser la sanidad o la educación. No se trata de cambiar la cultura de un país ni olvidarnos de sus orígenes. Se trata de que juntos intentemos conseguir una mejora en la calidad de vida. Eso es lo bonito de la cooperación, caminar de la mano”.

 Atención sanitaria e colaboración

A presidenta da ONG xustifica a necesidade de levar a cabo estas actuacións, xa que asegura que é precisa unha atención sanitaria máis directa para diagnosticar e dar tratamento preventivo á poboación, “sobre todo en un lugar en el que escasea la formación en este ámbito, por no decir nula. Con nuestro proyecto pretendemos acercar la sanidad e higiene, así como impartir unos conocimientos básicos, de forma que sean los propios senegaleses los que puedan realizar un seguimiento de las enfermedades, controlar los embarazos”.

Por outra parte, Lara Santiago explica que “cada día trabajamos pasando consulta de pediatría de adultos, de enfermería y control a la embarazada, toda la mañana y toda la tarde hasta que tenemos que ponernos las lilnternas para terminar. Las miles de personas que consultamos y tratamos durante los viajes, casi en la totalidad no tienen los recursos, ni para desplazarse ni para ser vistos por profesionales“. Para Candela, no tocante a atención sanitaria “hay mucho que hacer, sería muy interesante desarrollar una educación sanitaria participativa, enseñando lo básico, como por ejemplo, limpieza, alimentación sana… Creo que se debe continuar trabajando sobre el terreno y entre todos conseguir las metas“.

Touba Merina, integrada polos poboados de Buli, Koba, Lotha, Mbarei e Mdiara, e con 1.300 habitantes tan só conta cun enfermeiro auxiliar e un par de matronas, é por iso que Da Man prioriza, ademais do tratamento médico, a formación sanitaria, pero tampouco deixa de lado a educación básica.

La satisfacción de sacar adelante un trabajo muy duro con un equipo de gente maravillosa, que te ayudan a tirar en los momentos más duros. La sonrisa y el agradecimiento de un pueblo. Ese es el mejor regalo“, di Beatriz. Jessica quédase coa sensación liberdade que África lle otorgou, a felicidade, o sinxelo do país ou a inmensa lúa que lles aportaba unha sensación de seguridade, “la falta de sueño que no existía, las caminatas por los largos senderos iluminados por linternas a media pila por si aparecía algún bicho. El arroz como alimento diario. Los paseos en burro a media tarde al venir de trabajar cuando caía la noche y la leve brisa acariciándonos el rostro sudoroso. Creo que nunca sentí la libertad de tal modo, o tal vez, África, te da esa oportunidad que en esta sociedad moderna es tan difícil de hallar. Los bailes con los niños y niñas de los poblados con sus tambores de pota metálica, sus cantos y su confianza ciega en ti”.

Candela non pode evitar unha sonrisa cando conta que “al presentarme a un grupo de muchachos le dije que me llamaba Candela, pero como el nombre era un poco largo, para acortarlo  le dije que me llamaran Cande, mejor, pues ahora todos me llaman ‘Candemejor’. La verdad es que son mundiales”. E Lina Fernández e Christel Rodríguezalaban “el trabajo en equipo, la complicidad y entendimiento para acabar cada duro día de cooperación con la satisfacción de un trabajo bien hecho”.

Dende Redondela, Da Man continúa co seu labor de supervisión e coa recadación de fondos para seguir desenvolvendo o proxecto. Mediante a organización de festas benéficas, comidas ou mercadillos buscan xente que aporte o seu gran de area embarcándose nesta aventura de cooperación.

Elas son Pilar, Lara, Beatriz, Jessica, Lina, Candela, Christel, personal sanitario e non sanitario, entre moitos outros, pero tamén están Yoro, o xefe de poboado e o gran aliado de Da Man en Senegal; Ali, dono do campamento onde durmían os cooperantes; Sokona, senegalesa que sabe ler e escribir e que non dubida á hora de colaborar pasando consulta ou Demba, un dos grandes apoios no centro de saúde de Touba. Persoas que comparten un mesmo obxectivo: camiñar da man por Senegal.

Los secretos mejor guardados de los seres que decoran los tejados de Santiago

Son demasiadas las cosas que pasan por nuestra mente como para detenernos un instante y contemplar detenidamente todo aquello que nos rodea. Las prisas, los problemas personales y nuestras preocupaciones no nos dejan reparar en los detalles que forman parte de nuestra vida cotidiana. Y los detalles, marcan la diferencia.

Cada ciudad tiene una característica que la define, y casi siempre hace referencia a la arquitectura. Palacios nazarís que nos remontan a la Andalucía islámica, pinturas rupestres que nos trasladan al paleolítico o  capiteles decorados que rememoran la Edad Media. Precisamente, a la Edad Media corresponden esos pequeños monstruos que podemos encontrar en casi todas las ciudades y que acechan en los aleros de los edificios. En este sentido, Santiago de Compostela se postula como el referente gallego, ya que la capital cuenta con una amplia gama de gárgolas repartida por los edificios más emblemáticos de su casco histórico.

En el Hostal dos Reis Católicos, el monasterio de San Martiño Pinario y en A Casa da Parra es donde se ubican la mayoría de estas esculturas, pero también las encontramos en el Colegio de Fonseca o por las distintas calles que confeccionan el casco histórico. En las páginas 12 y 13 del periódico podréis encontrar más detalladas las ubicaciones, así como distintas curiosidades sobre estos “monstruitos” , aquí os dejo un avance con leyendas de la mitología clásica y de los bestiarios más antiguos.

1. El hombre impúdico o Joven contorsionista

Con el trasero al aire y ubicada en el sexto caño del Hostal de los Reis Católicos, de izquierda a derecha, encontramos una pieza inspirada en el famoso tríptico El Jardín de las delicias de El Bosco. En esta obra el huevo alquímico con cabeza de pensador desprende flatulencias para describir así la más infernal de las torturas. Esta gárgola es además una de las bromas de los canteros gallegos, y es que en el Hostal se encuentran las figuras más eróticas de la ciudad, más de una docena representan figuras que dejan a la vista de los visitantes sus partes más íntimas.

2. La peluda Gorgona

Originaria de Libia, con una densa y larga melena, descubrimos a la gorgona por la rúa de San Francisco. Cuenta la leyenda que esta bestia se deleita con hierbas mortíferas y venenosas, así, cuando se encuentra con una criatura que no le cae en gracia, abre sus fauces y despide un olor fétido que envenena el aire.

3.  Manticora

Tiene rostro de hombre y emite una voz tan aguda y sibilante que evoca los sonidos de una flauta. Esta bestia de raíces indias está ubicada en la Praza da Acibechería y se muestra ávida de carne humana, sus piernas son tan fuertes y sus saltos tan potentes, que ni el espacio más extenso ni el obstáculo más elevado la pueden detener.

4. El venenoso Áspid

Muy cerca de la Manticora, nos encontramos con la terrible culebra que quema la hierba que circunda su nido. Con una serpiente como esta se privó de la vida Cleopatra, celosa de Marco Antonio, pero aquí el reptil se asoma por la cornisa amaestrado, hasta parece que sonríe, y sus fauces entreabiertas recuerdan al pico del Pato Donald.

5.  La voracidad

El grifo es un cuadrúpedo con alas, un monstruo salvaje descrito por la mitología como el pájaro más gran de todos los que surcan los cielos. Los miembros de su cuerpo son como los de un león y su rostro es el de un águila. Con un gesto tremendamente hostil, esta gárgola vigila la entrada de los viandantes en la Quintana.

6. Sierra

Más veloz que los demás peces y con unas pequeñas alas tan cortantes como el filo de una navaja, esta bestia marina custodia la Casa da Parra, junto a los siete grifos. Inspirada en la leyenda de la existencia de un animal de los mares llamado Virgilia, Sierra representa un pez monstruoso capaz de volar sobre los océanos.


Dale limosna mujer, que no hay en la vida nada como la pena que ser ciego en Granada

No podía dejar pasar el 28 de febrero sin dedicarle una entrada a la que para mí es la ciudad más bonita de Andalucía: Granada.

La ciudad alberga una de las que bien podría considerarse maravilla del mundo. La Alhambra es el mayor  resquicio de la cultura árabe en la ciudad y otear las calles granadinas desde la colina en la que está situada es todo un espectáculo visual que llega a hipnotizar.

Ella, con sus jardines, sus estanques, sus arcos de arquitectura nazarí, sus capiteles particulares de las columnas, sus torres, su Alcazaba, sus patios, El Generalife… La Alhambra es una visita obligada e imprescindible para todo aquel que decida visitar la ciudad. Pasear entre los jardines remonta al visitante a una época con una cultura totalmente distinta a la nuestra, con sus paisajes vivirás en primera persona romances, amores prohibidos, infidelidades y odio, y serás testigo de la belleza de la arquitectura nazarí.

Una de las historias que más me conmovió fue la que se ambienta en el Patio de los Cipreses, que recibe su nombre de los viejos cipreses que encontramos en los cenadores. De estos, el más famoso es el denominado Ciprés de la Sultana en el que, según la leyenda, se veían a escondidas la esposa de Boadbil y un caballero abencerraje, encuentros que desencadenaron un fatal destino para ambos.

La Alhambra es un remanso de tranquilidad y podréis encontrar vistas y rincones tan hermosos y apacibles como los que os muestro a continuación.

En su corazón

Centrándonos un poco más en la misma ciudad, podremos recorrer las estrechas calles de adoquines en las que encontraremos bazares y típicas teterías a ambos lados. En ellas podréis saborear tabacos de distintos sabores, así como tés, por lo que os invito a que disfrutéis de un ambiente relajado con tenues luces y aromas que no os dejarán indiferentes. 

Los mercadillos de ropa, de objetos típicos, o la venta de especias y de tés son una constante en esta parte de la comunidad andaluza.Pero si hay algo por lo que es conocida Granada es por sus tapas. Prácticamente puedes comer saliendo de tapas, con cada consumición podrás elegir una tapa de la carta sin tener que pagar por ella, algo que en estos tiempos de crisis se agradece. Y no podría faltar una mención especial a sus habitantes, que con su salero, amabilidad y su acento “granaíno” harán de la estancia una visita mucho más agradable.

En esta ocasión,  el refrán hace justicia a la ciudad andaluza, ya que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada.

Memories of Dublin

Aquí vos deixo varias estampas dunha cidade moi especial para min. Cada unha destas imaxes retrata as costumes irlandesas, a súa xente, as súas rúas… Recunchos de Dublín que vos trasladarán ao ritmo de vida da capital irlandesa.

Que sería das súas rúas sen a presenza dun dos símbolos nacionais: a arpa.

Os murais que adornan algunhas casas gregorianas, máis recorrentes en Belfast, froito da expresión obreira.

Os espectáculos de cantautores ou grupos musicais amenizan cada día a rúa principal de Grafton Street.

Aproveitar cada raio de sol para pasear ou tumbarse no céspede dun dos xardíns principais, o de St. Stephen´s Green.


A lanterna por excelencia que alumea as noites da cidade ou o punto de referencia para orientarse polo día.

Un simpático personaxe invita a desfrutar dun xeado sen importar que as nubes ameacen treboada.

 Diferentes cores decoran as portas, dotando de personalidade a cada fogar.

O temple bar, imprescindible visita ao intercambio cultural da zona.

Descansar no medio dunha das tradicionais pontes da cidade para observar o atardecer.

E brindar con cervexa negra por volver algún día a unha cidade que non deixa indiferente a ningún dos que a visita.