Trampolín al abismo

Y tú,

tú vives en una realidad edulcorada

empapada por tintes de falsa occidentalidad que

dañan tus raíces;

intoxicadas

por redes de narcotráfico, migración y prostitución,

viajan errantes coloreando la esperanza.

Anuncios